Parto natural

¿Qué es el parto natural?



El parto natural es una forma de dar a luz sin recurrir a la tecnología, permitiendo que la naturaleza haga todo el trabajo. Hay muchas mujeres que optan por este tipo de alumbramiento, que reniega de la escasa atención personal y humana de los hospitales.

El parto natural supone no medicarse ni hacer uso de anestesia durante el desarrollo del parto, recibir una atención profesional mínima y sólo presente para atender a la madre en caso de que se den complicaciones y permitir que sea la mujer quien conduzca el proceso del trabajo de parto y el alumbramiento, de la forma que le resulte más cómoda.

Otro motivo por el cual muchas mujeres con embarazos de bajo riesgo eligen el camino natural es para evitar las complicaciones que pueden generar los medicamentos en ellas o sus bebés. Los analgésicos pueden afectar el trabajo de parto; por ejemplo, bajar la presión arterial, reducir o aumentar el ritmo del trabajo de parto, provocar náuseas y generar sensación de confusión y falta de control. Pero también son muchas las mujeres que eligen el parto natural por el hecho de estar más en contacto con la experiencia del nacimiento y vivir el parto con mayor protagonismo.

El parto natural se puede realizar igualmente en casa, en hospitales, en maternidades y en clínicas privadas. Más allá de la compleja definición que esta práctica implica, mencionaremos hay dos características que sobresalen por encima de todas las demás.

Forgot your details?